Dengue en Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Dengue en Cuba
Archives

en la
«Cuba carece de autoridad moral»: La prensa mexicana recuerda que ocultó en 1997 una de hemorrágico

Selección diaria de la prensa internacional.

Redacción CE, Madrid | 13/05/2009

Los motivos de Fidel

“Fidel Castro acusó a México de no informar a tiempo del brote de
influenza. Hay datos que apoyan esa versión, pero bien le haría recordar
al comandante que Cuba carece de autoridad moral para aseverar tal cosa;
fue su gobierno el que ocultó en 1997 una epidemia de dengue hemorrágico
que después se vio forzado a admitir. Es mejor confiar, por tanto, en lo
que la Organización Mundial de la y otros países más congruentes
puedan decir al respecto”.

“Castro ha empleado sólo suposiciones para sustentar sus dichos,
mientras los cancilleres europeos y latinoamericanos que participarán
hoy en la 14 conferencia ministerial entre la UE y el Grupo de Río
planean agradecer a México por su respuesta ante la crisis (…) En todo
caso, a la luz de los datos disponibles, por ahora carecen de sustento
los diagnósticos de quienes afirman que México actuó tarde. Por eso las
autoridades internacionales ya han dado un veredicto público. Está por
verse si investigaciones posteriores, médicas o periodísticas, pueden
establecer otra conclusión”.

“Mientras tanto, hay que asumir que los criterios de Fidel Castro son
políticos, no científicos. La pregunta sería entonces: ¿para qué
promover un conflicto con México en el que Cuba carece de congruencia y
apoyo de otros países? Habrá que dilucidar esa cuestión antes de caer en
la tentación de responder a la isla en el mismo tono”.

Editorial de El Universal, México
13 de mayo de 2009

El que con tiranos se acuesta…

“Dice la canciller Patricia Espinosa que, a raíz de la influenza, México
‘ha sufrido medidas discriminatorias e injustificadas de China, Perú,
Ecuador, Argentina y Cuba’. Cuba. Sin fundamento científico y jugando
como siempre para sus fines, Fidel Castro acusó a México de ocultar
información sobre el brote, ‘esperando la visita de Obama’. El dictador
responsabiliza así al presidente Calderón de la muerte de medio centenar
de personas. Y además pregunta: ‘¿De qué se quejaba el presidente
mexicano en relación a las medidas que Cuba adoptó, de acuerdo a las
normas establecidas y sin la menor intención de afectar al hermano
pueblo de México?'”.

“El cinismo de los tiranos. Las trampas de Fidel. Mezcla a conveniencia
fechas y datos, deforma la recomendación de la OMS y se da por ofendido
cuando el gobierno mexicano balbucea un reclamo por la suspensión de
vuelos ordenada por La Habana. Bien merecido se lo tienen el presidente
Calderón y la canciller Espinosa que le extendieron la mano a una
dictadura chantajista y ventajosa. Quitaron el dedo del renglón de los
en la isla ¿a cambio de qué? ¿De que Fidel y sus
vasallos cerraran la boca y no pergeñaran un nuevo audioescándalo ni
activaran a sus ‘agentes secretos’? ¿Silencio por tranquilidad?”.

“Ahí está el resultado. Ahora deberán poner la otra mejilla o soportar
el juego de la tiranía: anacrónica, pero aún eficaz cuando de exasperar,
ridiculizar, agitar se trata. Si tan sólo hubieran leído aquel párrafo
de Los idus de marzo en que Thornton Wilder escribe que el dictador es
mezquino en beneficios, incalculable en la manifestación de su
desagrado, sediento de adulación. Beltrones y López Obrador, por lo
demás, deben estar felices”.

Ciro Gómez Leyva, Milenio, México
13 de mayo de 2009

Las mentiras de Castro

“¿Alguien podría pensar que las autoridades de EU, si hubieran sabido
que México estaba ocultando una epidemia, iban a exponer a Obama aquí?
Nos asombramos de cómo han actuado China, Ecuador, Cuba, Argentina y
Singapur, ante la epidemia de influenza. La verdad, no tendríamos por
qué hacerlo: actuaron según saben, como gobiernos y gobernantes en mayor
o menor medida autoritarios. China y Cuba son dictaduras con más de
medio siglo en el poder”.

“…Cuba intenta ahora hacer lo mismo con mucho menos éxito que China, por
causas políticas, demográficas y geográficas, pero también porque ahí
sigue Fidel. China no hubiera podido dar la vuelta de tuerca que realizó
con Mao en el poder, pues hubiera sido imposible. Fidel, enfermo,
relegado, sigue siendo un factor de poder en Cuba y Raúl se ha tenido
que doblegar a los dictados del hermano mayor, aunque preferiría seguir
una vía más cercana a la china. Pero Fidel está pensando en la historia.
Quiere ser recordado como el hombre que impulsó, aunque todas, incluida
la suya hayan terminado en el fracaso, la revolución, no la democracia
en AL. Quiere ser recordado, abrazado a sus impresentables discípulos
contemporáneos, sin llegar a un acuerdo con Obama para normalizar
relaciones”.

“Cuba fue el primer país en el mundo que, unas horas después de que
México anunció la existencia del virus que ahora conocemos como A H1N1,
cerró las fronteras y los vuelos con nuestro país: no había razón ni
recomendación de la OMS para ello. Argentina fue el segundo y hay quien
dice que siguiendo la información que Cristina Kirchner recibió de La
Habana, medida que se mantiene porque a su esposo, el ¿ex? presidente
Néstor, con algo más que un gen autoritario del viejo peronismo, no le
gustó que lo criticaran…”.

“Ahora Fidel justifica la medida atacando en una forma absurda, falsa,
mentirosa, a México. Dice ‘que qué quería Calderón que hiciera Cuba’
ante la epidemia, y porque México ‘ocultó los datos de la enfermedad
para no poner en peligro la visita de Barack Obama’ el 16 y el 17 de
abril. Sencillamente, es una mentira que no se sostiene con un solo dato…”.

“…Entonces, que no mienta el señor Castro. No se ocultó ninguna
información y Cuba el único peligro que corría era el de una población
azotada por dos huracanes y el dengue, que presume de su sistema de
salud, pero ya no lo puede mantener, no permite visitas de organismos de
derechos humanos ni de organismos sanitarios para verificar qué medidas
se están tomando”.

“La mejor demostración de la mentira de Castro es que el descubrimiento
del virus se dio en Atlanta: ¿alguien podría pensar que las autoridades
estadounidenses y, en este caso, el Homeland Security y el Servicio
Secreto, si hubieran tenido esa información, si hubieran sabido que
México estaba ocultando una epidemia que obligaba a cerrar fronteras,
hubieran expuesto a Obama aquí? No lo hicieron porque no tenían la
información, no había datos ocultos ni en México ni en Estados Unidos.
Cuando la tuvieron, actuando con mucha más lógica, el gobierno
estadounidense no cerró sus fronteras. Se sabía ya cuál era el virus,
cómo reaccionaba y cómo se curaba la enfermedad: según decía la OMS,
cerrar fronteras no era necesario”.

“No creo que Fidel esté chocheando, sino actuando según su lógica. No
quiere vivir en un mundo abierto. Su dictadura ha permanecido incólume
porque no ha cedido ni un resquicio de libertades en estos años, al
mismo tiempo que se difundía ese artículo de Castro el gobierno estaba
cerrando aún más la posibilidad de acceder a internet y tampoco lo
quieren ahora que se los ha ofrecido Obama. En el mundo diplomático
había temor ante la visita del presidente a Cuba: que no ocurriera como
con Michelle Bachelet, la presidenta chilena, que al terminar la gira
por la isla fue ‘despedida’ por Castro con un artículo durísimo al
comparar ese gobierno con las derechas dictatoriales.
Y lo mismo ha
sucedido con otros visitantes. Castro se adelantó: no quiere mejorar la
relación ni con México ni con Estados Unidos ni con nadie que no se
considere un hijo de su revolución. Y en un México preelectoral, él ya
tiene su candidato, como lo tuvo en 2006. Se apellida López”.

Jorge Fernández Menéndez, Excélsior, México
13 de mayo de 2009

‘Ocultó’ Cuba brote de dengue en la isla en 1997

“En una ‘operación silencio’ dirigida por el médico Carlos Lage, quien
era vicepresidente de Cuba, el régimen comunista de La Habana desplegó
una intensa maniobra política para acallar y encarcelar en junio de 1997
al galeno cubano Desi Mendoza Rivero por atreverse a denunciar que un
mortal brote de dengue hemorrágico había emergido en el oriente de la
isla. Como un personaje en ascenso en la estructura cubana de poder que
en 1997 era la tercera figura política más importante del régimen –luego
de los hermanos Fidel y Raúl Castro–, el vicepresidente justificó el
arresto con el alegato de que la denuncia tenía una meta: desestabilizar
al país con la difusión de propaganda enemiga y poner en peligro a la
industria turística cubana, catalogada entonces como locomotora
económica de la isla”.

“…Lage, defenestrado por los Castro en marzo anterior, ante un supuesto
acto indigno y reubicado en un puesto de bajo rango, colocó el tema
económico sobre el sanitario. Pero poco tiempo después, y ante el
creciente número de víctimas mortales que el dengue estaba provocando en
la zona oriental, Cuba debió salir del silencio y admitir ante la
comunidad internacional que estaba siendo golpeada por la enfermedad”.

“El dengue en sus variedades clásico y hemorrágico por la transmisión
del ’, había surgido desde enero de 1997 en
Santiago y, según registros de organismos foráneos, hubo 17 mil 114
casos clínicos de ambos. De 205 hemorrágicos, 12 perecieron por la
epidemia, que se prolongó hasta noviembre de 1997 al detectarse el
último caso. Pero el médico que lanzó la primera alerta sanitaria siguió
encarcelado en Santiago. Mientras su familia era sometida a un intenso
acoso político, Mendoza era condenado en noviembre de 1997 a ocho años
de prisión por divulgar propaganda enemiga, un delito que el aparato
jurídico revolucionario utiliza para arrinconar a las débiles
organizaciones de la disidencia interna”.

“En noviembre de 1998, España gestionó su libertad ante Cuba y le otorgó
asilo político. En el en Madrid, Mendoza escribió un libro al que
bautizó con solo una palabra: Dengue. ‘Mendoza fue encarcelado como una
represalia del gobierno cubano por poner, en términos de la opinión
pública, el hecho de que el dengue estaba provocando muertes en Santiago
de Cuba’, recordó ayer el disidente cubano Elizardo Sánchez, presidente
de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación
Nacional. ‘Fue un injusto encarcelamiento’, agregó, en una entrevista
telefónica con El Universal desde La Habana. Cuba ‘no dio ningún
informe’ sobre la epidemia, sino hasta después, rememoró…”.

El Diario, México
13 de mayo de 2009

«Cuba carece de autoridad moral»: La prensa mexicana recuerda que La
Habana ocultó en 1997 una epidemia de dengue hemorrágico – Cuba en la
prensa – Cuba – cubaencuentro.com (13 May 2009)

http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/cuba-en-la-prensa/cuba-carece-de-autoridad-moral-la-prensa-mexicana-recuerda-que-la-habana-oculto-en-1997-una-epidemia-de-dengue-hemorragico-177966

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *